Chat with us, powered by LiveChat

Château Prieuré-Lichine 2015 Magnum

Bordeaux - Margaux - 4ème Grand Cru Classé - Château Prieuré-Lichine

4º Grand Cru Classé en 1855

99,76 $
Magnum 1,5L
Fuera de stock
Notificarme cuando esté disponible

Envío gratuito a partir de 1000€ sin IVA (EEUU y Europa) y pedido preparado en 24h.

Embalaje seguro y seguro de transporte

Embalaje seguro y seguro de transporte

Pago 100% seguro
Pago 100% seguro
Almacenado en bodega con aire acondicionado
Almacenado en bodega con aire acondicionado
Características
Variedades de uva
Cabernet Sauvignon 66%
Petit Verdot 5
Merlot 29
Château Prieuré-Lichine

Château Prieuré-Lichine

Le Château Prieuré-Lichine es un discreto edificio en el corazón de la denominación Margaux, cuyos vinos reflejan la grandeza del sublime terruño. El Domaine fue fundado en el siglo XII por los monjes de la abadía de Vertheuil, y entonces se conocía como Prieuré de Cantenac.

Le Château Prieuré-Lichine se convirtió en un Cuarto Grand Cru Classé en la famosa clasificación de 1855 de la Exposición Universal de París. 

En 1951, Alexis LicHine, un comerciante de vinos ruso-americano apodado el "Papa del Vino", lo adquirió y le añadió su nombre dos años más tarde. Con paciencia y persistencia, dotó al Domaine de nuevos terruños y modernizó sus instalaciones, llevándolo a lo más alto. Hoy pertenece al grupo Ballande, cuenta con una nueva sala de cubas que permite vinificaciones a medida que revelan el Extraordinario potencial de su terruño.

El viñedo tiene una superficie de 78 hectáreas, plantadas con un 55% de Cabernet Sauvignon, un 40% de Merlot y un 5% de Petit Verdot, destinadas a la producción del grand vin y del Second vin, Confidences de Prieuré-LicHine. Los vinos envejecen entre 14 y 16 meses en barricas de roble, de las cuales el 40% son nuevas.

Desde hace unos años, 2.2 hectáreas se han dedicado a la producción del Blanc du Château Prieuré-Lichine, plantado con un 70% de Sauvignon blanc y un 30% de Sémillon.

El Château Prieuré-Lichine ofrece vinos reconocidos por su precisión, gourmandise y finesse.

Notas de los críticos profesionales Château Prieuré-Lichine 2015 Magnum.

Robert Parker
90/100
James Suckling
96/100
Wine Spectator
92/100
Jancis Robinson
16.5/20
Vinous - A. Galloni
95/100

Descripción Château Prieuré-Lichine 2015 Magnum

2015 es sin duda una añada muy buena para el viñedo bordelés. Fue un año cálido y seco, en el que la floración de las vides se produjo en unas condiciones magníficas en mayo, seguida de un verano soleado y seco. Los meses de agosto y septiembre, salpicados de ligeras lluvias, permitieron reanudar el proceso de maduración. La vendimia se realizó de forma serena, con bayas coloridas, cargadas de taninos y potencial aromático.

Coupage de la añada 2015: 66% Cabernet Sauvignon, 29% Merlot, 5% Petit Verdot.

Presenta un color rojo oscuro intenso con reflejos granates brillantes.

La nariz se abre con un bouquet expresivo y complejo de bayas silvestres, frambuesa y mora, realzado por un toque floral, especias picantes y vainilla tostada.

Suave al ataque, desarrolla una textura untuosa y con cuerpo digna del mejor Margaux. Desprendiendo sabores de frutos rojos y negros, sostenidos por taninos sedosos, muestra una hermosa frescura y una potencia equilibrada, hasta un final complejo y elegante.

Maridaje:

Château Prieuré-Lichine 2015 en magnum podría disfrutarse con solomillo de ternera con salsa de colmenillas, paletilla de jabalí asada, pavo relleno, bacon crujiente con trufa negra o medallones de ternera con chalotas.

Para un maridaje con queso, elija quesos de pasta prensada sin cocer: Edam, Gouda, Saint-nectaire, morbier, Tomme de Savoie o Salers.

De postre, disfrútelo con una selva negra, una tarta de café o un postre de praliné.

Potencial de guarda y degustación:

Château Prieuré-Lichine 2015 en magnum tiene un gran potencial de envejecimiento, pudiendo esperar entre 2045 y 2050 para alcanzar su plenitud. En efecto, la gran capacidad del formato confiere al vino una mayor aptitud para el envejecimiento.

Sin embargo, es perfectamente apto para beber hoy si se prepara adecuadamente. Para ello, procure colocar la botella la noche anterior en la sala de servicio a temperatura ambiente y ábrala para que el vino pueda expresarse plenamente. En caso contrario, ábrala y, si es posible, decántela al menos 6 ó 7 horas antes de la degustación.

Las botellas deben conservarse en la bodega en un lugar oscuro, tumbadas, con un grado higrométrico óptimo del 70%.

Cargando ...