Chat with us, powered by LiveChat

A.E. Dor Réserve Spéciale 1979

Cognac - Fins bois - Antiguo - A.E. Dor
135,28 $
Botella de 0,70 L con estuche
Disponible

Envío gratuito a partir de 300€ en Europa y a partir de 1000€/$ en EE.UU.

Embalaje seguro y seguro de transporte

Embalaje seguro y seguro de transporte

Pago 100% seguro
Pago 100% seguro
Almacenado en bodega con aire acondicionado
Almacenado en bodega con aire acondicionado
Características
A.E. Dor

A.E. Dor

Casa de Cognac creada en 1858 por Jean Baptiste DOR, continuada por su hijo Amédée  Edouard DOR que investigó, seleccionó y coleccionó los mejores Cognacs y eaux de vie. En aquella época, los profesionales le llamaban "el anticuario de Cognac".

Después de envejecer en barricas de roble durante décadas (70 años y más), algunas de estas venerables Eaux de vie de Grande Champagne, el Premier Cru de Cognac, fueron cuidadosamente recogidas en la plenitud de su aroma en Dames-jeannes selladas con cera, para conservarlas intactas.

Hoy, estas garrafas de cristal duermen en una bodega secreta llamada  "Paradis", inalterada desde su creación, exhibiendo con orgullo sus prestigiosas añadas. Joyas de la Casa AE DOR, sus orígenes son generalmente anteriores a la famosa epidemia de filoxera de 1874. Han conservado intacto su precioso contenido durante más de un siglo, justificando el renombre mundial de la Maison AE DOR.

Descripción A.E. Dor Réserve Spéciale 1979

Este Réserve Spéciale se destila a partir de uvas procedentes únicamente de la cosecha de 1979 y exclusivamente de uvas del terruño de Fins Bois. Un coñac que ha envejecido 40 años en barricas de roble en las húmedas bodegas de la Maison AE DOR, famosas por sus particulares niveles de humedad.

1979 es una añada infravalorada por su dificultad, pero el ejemplar trabajo artesanal del maestro bodeguero ha conseguido sacar a relucir toda la nobleza y cualidades de estas viejas eaux-de-vie.

A primera vista, ocultas tras su bello color ámbar, percibimos notas afrutadas de ruibarbo, melón sobremadurado y vino blanco dulce. La nariz se vuelve potente, con notas de nueces, almendras y avellanas, así como aromas más eXóticos de coco, canela y otras especias. Un toque de rancio típico de los coñacs viejos completa el cuadro, con bonitas notas florales que aportan elegancia y frescura.

En boca es potente y amplio, con una textura grasa. Los aromas recuerdan a un viejo oporto leonado, con notas de uva Secs, nueces y almendras. Termina con generosas notas de mazapán y rancio en un final largo y persistente.

Cargando ...