Chat with us, powered by LiveChat

Château Mouton Rothschild 1997

Bordeaux - Pauillac - 1er Grand Cru Classé - Château Mouton Rothschild
586,66 $
Botella de 0,75 L
Disponible

Envío gratuito a partir de 300€ en Europa y a partir de 1000€/$ en EE.UU.

Embalaje seguro y seguro de transporte

Embalaje seguro y seguro de transporte

Pago 100% seguro
Pago 100% seguro
Almacenado en bodega con aire acondicionado
Almacenado en bodega con aire acondicionado
Características
Variedades de uva
Cabernet Sauvignon 82%
Merlot 13%
Cabernet Franc 3%
Petit Verdot 2%
Château Mouton Rothschild

Château Mouton Rothschild

El Château Mouton Rothschild es conocido por todos los amantes del vino, no sólo por sus excepcionales caldos, sino también por sus etiquetas firmadas por artistas desde la añada de 1945.

La historia de Mouton Rothschild comenzó en 1853, cuando el Barón Nathaniel de Rothschild compró el Château Brane-Mouton de Pauillac, rebautizándolo como Mouton-Rothschild. En 1922, su bisnieto Philippe de Rothschild tomó las riendas durante los 65 años siguientes, y fue él quien elevó Mouton Rothschild a la cima de su gloria gracias a su determinación y tenacidad. Una búsqueda de la excelencia perseguida por su hija, la Baronesa Philippine.

Por un decreto oficial emitido en 1973 por Jacques Chirac, Ministro de Agricultura de la época, Château Mouton Rothschild sería declarado el quinto Ier Grand Cru Classé, junto a Château Lafite-Rothschild, Château Haut-Brion, Château Latour y Château Margaux.

Hoy, los tres hijos de la Baronesa Philippine dirigen el Domaine, siempre fieles a la obra de su abuelo y de su madre. El Domaine sigue siendo un lugar de arte y belleza, gracias a su espectacular sala de cubas y a su famoso Musée du Vin dans l'Art, que reúne la exposición única "L'Art et l'étiquette" con obras de célebres artistas contemporáneos (Francis Bacon, Dalí, Braque....el Château... Ver más ...

Descripción Château Mouton Rothschild 1997

El color de este gran vino presenta un rojo oscuro matizado con reflejos rubí. En nariz, combina finura y elegancia, expresando intensas notas de fruta negra muy madura, cacao y pimienta. Un toque de trufa también aporta complejidad. El ataque en boca es suave, dando paso rápidamente a un cuerpo carnoso subrayado por taninos sedosos que siguen muy presentes. Los aromas afrutados se mezclan con notas amaderadas y almizcladas, signo de envejecimiento. Increíblemente largo, este néctar se disfruta mejor ahora, pero sigue teniendo un espléndido potencial de envejecimiento.

Cargando ...